Huawei es el nuevo Windows Mobile

por The Punk App
4 de febrero de 2021

Para ser un visionario en tecnología no hace falta visión, hace falta memoria. Y es que por muy novedosa que parezca una situación, ya ha ocurrido antes.

Huawei es el nuevo Windows Mobile. Y eso que Windows Mobile era el nuevo Nokia. Y eso que Nokia era el nuevo Kodak. Por no hablar del Apple Car, las Google Glass, el smartwatch o el marco de fotos digital. Crear tecnología punta para llegar a donde ya estábamos, conduce inevitablemente al fracaso.

Partamos de que es una aberración empresarial que Windows ni exista en mobile cuando es el sistema dominante en PC. Aunque Microsoft es experta en aberraciones. Tuvo MySpace cuando no existía Facebook. Tuvo MSN antes de que existiera Whatsapp. Tuvo Skype cuando no existía Zoom. Esa capacidad innata de tener las cartas ganadoras y jugarlas mal y a destiempo. 

Huawei repite los mismos errores de Windows. Nadie va a querer aprender tu nuevo sistema operativo si no ofreces ninguna recompensa, salvo emular lo que ya existe. 

En mobile el negocio es de volumen. Necesitas mucha masa crítica de usuarios que facturen un poquito regularmente. El problema es que para generar masa crítica, tienes que invertir ingentes cantidades de dinero e ir a pérdidas durante años. Es la única manera de aguantar el pulso y expulsar del mercado a los competidores. Y cuando ya queda un bonito oligopolio, pues subes precios, exprimes a esa masa y acabas ganando dinero. 

El problema es que todos los jugadores en la mesa conocen el juego. Y se trata de tener más músculo que nadie, más temple para aguantar pérdidas innombrables, más discurso para que los inversores acepten los números rojos. Telefónica lleva perdidos en este juego 20.000 millones de euros. Y ni siquiera le tiembla el pulso.

En esta mesa de póker acaba de entrar Huawei. Con cara de novato, sin ideas claras, con un discurso titubeante. Reconociendo que su sistema operativo era para IoT y les llevará tiempo que funcione en mobile. Asumiendo que no tendrán todas las Apps. Lamentando que les queda trabajo por hacer. Como si recibes malas cartas y te echas a llorar. 

Huawei tiene que jugar con poderío y asertividad. Mandar el mensaje de que a este elefante nadie le va a mover. Que trae los derechos de la NBA, La Liga, los estrenos de Disney. Que ha creado un programa para incentivar a los desarrolladores para que piensen siempre en Huawei como su primera opción. Que te regala Netflix toda la vida siempre que uses un Huawei. Que su Store de entretenimiento es tan potente que puedes acceder con otros dispositivos. Que compra un estudio de videojuegos para desarrollar títulos exclusivos. Que te regala la silla de gamer si le traes 3 amigos. Que te regala el hotel si vas de turismo a China. Tiene que desplegar una batería de ideas atractivas, excesivas, impensables, que hagan que el usuario y el mercado le den una oportunidad a un sistema operativo inacabado.

Por el camino tienes que invertir muchísimo dinero. Que tendrá retorno por ventas, titulares, inversores, usuarios, big data, cross-selling… o no. Pero la alternativa es perder tiempo y dinero mientras titubeas en la mesa si te echas un farol o sales corriendo. 

A Huawei sólo le queda una última oportunidad. Debe sacar el talonario y empezar a regar el mercado de dinero en muchas direcciones. A lo loco. Como si fueran a desaparecer mañana.

Y es que cuando nadie te quiere, sólo te queda pagar las Fantas.

_

También te puede interesar

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter. Te enviamos la actualidad del App Marketing cada semana.